PRÓXIMAS AMENAZAS DISCOS INÉDITOS MÚSICA OSCURA FULERO RECORDS TRIKISOUND INCONEXIA CONNECTION IMÁGENES COMENTARIOS ENLACES
MÚSICA OSCURA

La última papelera mp3

inconexia

No hay que perder el tiempo, actuar, buscar y no encontrar, cada día pienso algo diferente, pero yo soy el mismo que patea las calles pisando las hojas. Me caigo en un agujero de lástima, las aceras caminan solas entre montones de mentiras y la basura busca desesperadamente una papelera, la última papelera vacía del primer mundo. A miles de kilómetros hay un perro tumbado en un cruce de caminos, el sol está en lo alto y el viento se llevó hace tiempo todo lo que había interesante. La gente esculpe las palabras en el poco aire que les queda, tan seco y cuarteado como su pensamiento. Hay basura por todos los lados, los plásticos se agitan y saludan, las papeleras se utilizan como buzones para el correo que a veces llega. Agarro el tiempo y no pasa nada, nadie se fija en mi mano llena de momentos inolvidables, parece como si el perro quisiera levantar una ceja advirtiendo el gesto pero quizá ni eso haya ocurrido en un lugar tan irreal como este.

Aquí la historia se funde con el futuro y es en esos momentos cuando mejor se puede observar cómo nosotros no dejamos nunca de ser polvo. Ando descalzo sobre el suelo quemado y la tierra deja huella en mis pies, llenos de pasos desperdiciados en aceras, en locales de moda, en puentes sobre ríos secos. El paisaje se sale del marco y continúa por la pared en que está colgado, casi más bonito así, sobre todo cuando llega a la ventana y se ve a través de las cortinas. Pero no importa, la tierra que piso es roja y hay cambios en el horizonte que se aproxima por momentos. Las nubes viajan en vuelos chárter y aunque lo ven todo desde arriba no se fijan en nada ni siguiera en tus zapatos verdes como los tomates fritos. Qué hacer, volver sin partir primero o esperar a la sombra de un planeta, no lo sé, lo mejor está escrito en las vallas publicitarias sin mensaje, envuelto en papeles sucios. El silencio suena alto en esta parte del mundo y poco a poco se va tiñendo de rojo por la sombra de los periódicos que vuelan en la dirección equivocada, como la bomba que nunca acaba de estallar. Explosión de silencio.

A veces el tiempo se queda atascado en los cruces de caminos y suavemente me mata con su canción.

voz: hartu